A todos nos gusta cuando va a empezar un partido de fútbol y vemos el césped del estadio en óptimas condiciones.
Esa inmensa alfombra verde en la que casi apetece dejarse caer porque parece que al estar en tan buen estado los jugadores no van a hacerse daño.
Pero para poder mantener el césped en un estado de conservación óptimo hacen falta muchos cuidados, ya que debido a otras circunstancias (exceso de uso del terreno de juego, incidencias climatológicas, falta de luz por la situación del estadio y la altura de las gradas, mala planificación del sistema de riego etc), hacen que el césped natural rápidamente se deteriore y que su mantenimiento sea un quebradero de cabeza para los responsables de su cuidado.
Uno de los factores más importantes para el buen estado del césped, es la correcta planificación del sistema de riego que vamos a emplear. Disponer aspersores suficientes y con el alcance necesario para regar uniformemente todas las zonas del campo, es de gran importancia para que no haya zonas que queden encharcadas y otras más secas.
El aspersor emergente de gran alcance Playground 2, puede ser de gran ayuda a la hora de mantener su césped en estado óptimo. Especialmente diseñado para regar campos de fútbol y golf, su gran alcance hace que sean  necesarios menos aspersores para regar grandes superficies de terreno. Además su turbina externa y el cortachorro hacen que  en las proximidades del aspersor se consiga una distribución uniforme del agua.

Podemos ver una demostración de como funciona este aspersor emergente de gran alcance Playground 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *